Saltear al contenido principal

Emergencia. Desfibriladores

KALDEVI apuesta por espacios cardioprotegidos para que, en caso de que se presencie una parada cardíaca, la atención a la víctima se realice correctamente y en el menor tiempo posible.

Nuestro compromiso llega a todos los ámbitos de la sociedad, especialmente en el de la salud, pero también colegios, asociaciones, empresas, edificios públicos, clubs deportivos, hoteles, playas, transporte público, comunidades de vecinos, centros comerciales, etc.

Nuestro objetivo es contribuir al mayor número de espacios cardioprotegidos, aquellos que cuentan con un desfibrilador en sus instalaciones, correctamente ubicado y señalizado.

Los desfibriladores de uso público son los llamados DEA (desfibrilador automático) y DESA (desfibrilador semiautomático), los más utilizados para uso no sanitario.

Un DEA puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para ayudar a una persona que está siendo víctima de un paro cardíaco hasta que llegue un profesional médico.

lifepack CR2

Con Programa de Administración de DEA LIFELINK Central, es decir, controla el estado de cada desfibrilador, enviando datos de la intervención a los servicios de emergencia y hospitales, además de comprobar la ubicación de los DEA y otras utilidades.

El desfibrilador LIFEPAK CR2, con ayuda a la RCP (respiración cardiopulmonar) continuada, aumenta la tasa de supervivencia.

Desfibrilador LIFEPACK CR 2

Mas info +

Desfibrilador LIFEPACK 1000

Uso civil

Desfibrilador LIFEPACK 15

Uso sanitario en emergencias y ambulancias

Desfibrilador LIFEPACK 20

Uso sanitario en planta hospitalaria

Actualmente, un desfibrilador automático DEA es un equipo electrónico del tamaño aproximado de un ordenador portátil, que es fácil de transportar y muy sencillo de usar. Indica con mensajes de voz claros al reanimador exactamente lo que tiene que hacer, paso a paso, para poder administrar a la víctima una descarga eléctrica que puede salvarle la vida mientras llega la ambulancia.

Los estudios demuestran que las tasas de supervivencia pueden aumentar radicalmente cuando se aplica reanimación cardiopulmonar (RCP) básica y desfibrilación en los primeros minutos. De hecho, las sociedades científicas recomiendan que la desfibrilación sea aplicada antes de que transcurran 5 minutos desde la MSC (muerte súbita cardíaca) y, preferiblemente, en los 3 primeros minutos.  A partir de ahí, la oportunidad de supervivencia de la víctima aumenta en un 90%.

Por contra, alrededor del 95% de las víctimas de MSC mueren porque la RCP y la desfibrilación precoz no fueron aplicadas lo suficientemente pronto.

En España, tras una parada cardíaca, el índice de salvación se sitúa en un 4% mientras en Estados Unidos el índice se sitúa ya en un 50%, gracias a la implantación masiva de desfibriladores.

Por tanto, intervenir rápidamente con un desfibrilador es la única manera de salvar a alguien que esté sufriendo una muerte cardíaca.

Comprar desfibrilador cardiaco

¿Quieres comprar un desfibrilador cardiaco? El precio de un desfibrilador en KALDEVI cuenta con la mejor relación calidad precio, ya que nos preocupamos por elegir la mejor calidad en un producto como éste destinado a la salud.

¡Consigue aquí tu cardiodesfibrilador!

Volver arriba
Redimensionar imagen