Saltear al contenido principal
Día Del Enfermero/a – Entrevista

Día del enfermero/a – Entrevista

Los trabajadores de la salud han sido uno de los colectivos más valorados durante la pandemia. Pero, ¿y el resto del año? ¿Sabemos el trabajo que realizan y sabemos colocar la profesión donde se merece estar? ¿Se sienten valorados por los usuarios de la sanidad y por “los de arriba”?

Nos lo cuenta la enfermera valenciana A.B.M. en el Día del Enfermero/a.

¿Qué 3 cualidades son imprescindibles en tu profesión?

Ser empática: saber ponernos en el lugar del paciente y su familia es esencial. Por supuesto, una gran profesionalidad y, sobre todo amor, hacia tu trabajo. Es una profesión muy vocacional que, si no te llena, no vas a poder desarrollar.

La “enfermera” sigue estando todavía en el imaginario de muchas personas, por desgracia, como esa figura que simplemente asiste al médico y paciente o hace los análisis, pero hay muchísimo más allá en la profesión. Cuéntanos más.

Efectivamente es mucho más, pero hay quien sigue pensando que es pinchar, sacar sangre y curar. Creo que es de las profesiones más completas y complejas que podemos imaginar. Es una figura que abarca desde el nacimiento de una persona hasta sus últimos días, la persona que está ahí cuando más lo necesitas. Conforme pasan los años vamos teniendo más funciones y poco a poco se nos va reconociendo la responsabilidad.

¿Qué es lo que más disfrutas haciendo?

Disfrutas cada día de las cosas más tontas: desde unas “gracias” un paciente, viendo que le has sanado, que está mejor después de lo que has hecho, que has estado ahí en los momentos más difíciles… Que el paciente reconozca tu labor, tu sacrificio, tu trabajo duro es la recompensa más bonita que puedes tener.

¿Y lo que más te cuesta? ¿Qué es lo más duro del día a día?

Ver que a veces no llegas donde quieres llegar porque, por ejemplo, no tienes el tiempo que necesitas para cada paciente y sus necesidades. Hay mucha falta de recursos humanos incluso materiales. Hoy en día eso para mí es lo más duro.

¿Cómo has vivido la pandemia? ¿Has visto claramente dos actitudes en los pacientes? Empatía VS egoísmo…

La pandemia ha sacado lo peor del ser humano: el individualismo, el “yo yo yo”. “Es que estoy enfermo” ,”yo necesito”, “a mí me falta la medicación”, “yo quiero ser atendido el primero”… Ha habido mucha falta de comprensión por parte de los ciudadanos…

La ansiedad y la depresión también han afectado a los profesionales sanitarios, ¿qué podemos hacer para cuidar a los que nos cuidan?

La pandemia ha hecho mucho daño a los profesionales de nuestro sector. Yo misma siempre he presumido de que trabajaba en algo que amaba, de que incluso llegaría a trabajar sin cobrar porque era mi pasión. Esta pandemia, y teniendo en cuenta el trato recibido por los pacientes, por los ciudadanos, por la opinión pública… ha hecho que me planteé si merece la pena seguir. No te hablo de depresión, pero sí de un desengaño hacia mi persona y hacia esta profesión. Luego, te das cuenta de que tienes que seguir en lo que amas, cueste lo que cueste.

Los altos cargos deberían cuidar más a su personal. No somos peones para manejar “ahora aquí; ahora allá”, “ahora no me interesas y te despido”, “ahora me haces falta YA”… Políticas sanitarias que a veces no tienen ni pies ni cabeza.

¿Qué es lo que más valoras de un paciente a la hora de recibir tu atención?

Que tenga ganas: ganas de curarse, ganas de atenderse… Y que sea empático con la persona que está trabajando, que está poniendo todo su tiempo, sus ganas, su amor… anteponiendo incluso a veces a su familia.

¿Desde cuándo ejerces como enfermera? ¿Cómo ha evolucionado la profesión con los años?

Llevo 31 años ejerciendo la profesión y ha dado 25.000 vueltas con el paso de los años, incluso durante muchos se ha paralizado. No se ha invertido en ella sanidad, no había recursos, ni materiales, ni personal…

¿Crees que los profesionales de la salud reciben una buena formación con respecto a cómo atender casos delicados a nivel emocional? Pacientes terminales, oncológicos, niños…

Los profesionales tenemos formación continua al alcance de todos. El problema es que como la enfermería abarca muchos campos, es complicado especializarte o saber de todo. Temas como el acompañamiento al paciente, los últimos días, etc., deberíamos reciclarlos siempre con el paso de los años.

¿Crees que tu profesión tiene la atención y reconocimiento que merece? ¿Qué cambiarias para que fuera así?

Es una profesión infravalorada, incluso, por los propios compañeros. No se entiende muy bien qué se hace, qué no se hace… Pero afortunadamente vamos dando voz a nuestro trabajo y mostrando que juega un papel muy importante en la salud de los ciudadanos.

 

Más de 28 millones de enfermeras y enfermeros celebran hoy su día. El resto, tenemos la oportunidad de pararnos hoy, especialmente, a valorar lo que hacen cada día por nosotros y así, seguramente, como nos dice M., seremos más empáticos cuando tengamos que pasar algún ratito con ellos.

Volver arriba